11 oct. 2011

Homo mobilis


De Francia a la Argentina, por medio de la Crujía Ediciones llega Homo mobilis, un libro para hacer frente a los retos de la sostenibilidad urbana y para aprovechar las oportunidades de las tecnologías de la información.

La urbanidad es un tema que siempre tentó a poetas y sociólogos. Baudelare un dandy, un flaneur observaba crecer la ciudad y cómo ésta comenzaba a dificultar la libre circulación de los ciudadanos. Más tarde Henry Lefebvre retomará el tema. En 1970 nuevas ciudades se estructuraban. Lo urbano en contraposición con lo rural y en el medio los suburbios. Ya Haussmann, en el siglo XVIII al abrir París, impuso un modo planificado de diagramar la ciudad. Y serán las tecnologías las que tratarán de liberar al hombre de sus impedimentos para transitar su propia ciudad. Fundará artefactos para acelerar el encuentro, acortar las distancias, generar posibilidades.

En toda urbe la movilidad es el factor determinante. Ese factor es el eje por el cual se ama o se odia la ciudad. Se la vive o se la sufre. El encuentro con el otro no se da si no hay espacios para ello. Pero es Ezequiel Martínez Estrada quien describe la fusión entre urbe y movimiento «El habitante oriundo de toda ciudad es el que está preso, el ciudadano en grado absoluto; y el dueño absoluto de la ciudad es el que lo vigila. Si la ciudad es una cárcel inmensa de donde se puede salir y entrar con pocas restricciones además de que siempre se lleva al pie el grillete de las obligaciones urbanas, el vigilante era el dueño de la ciudad antigua en tanto la vida se refugiaba en las casas. El dueño actual, cuando ya la ciudad se ha instalado en la calle y está constituida ante todo por el movimiento y la actividad, es el chófer. Uno y otro encarnan el ejercicio de derechos natos: residir y transitar. De donde la específica rivalidad entre el viejo y el nuevo dueño».

Los cambios en las ciudades son cambios en la movilidad, como los cambios en los sistemas de transporte generan un impacto en la construcción de ciudades y la dinámica social.

Las nuevas tecnologías están generando un impacto social nunca antes experimentado. De esto nos habla George Amar, el autor de Homo Mobilis. Amar es ingeniero y vivió toda su vida profesional pensando en la movilidad. Primero en el taller de su padre, luego liderando el transporte público. Su vida ha sido una constante preocupación por la movilidad en las ciudades. Responsable desde hace muchos años de una de las empresas de transporte público francesa más importantes de Europa, ha estudiado los problemas que aqueja a las grandes ciudades: el traslado de un lugar a otro.

La ciudad se ha vuelto insostenible afirma el autor de Homo mobiles. Los avances técnicos colapsaron el sistema tal cual lo conocemos, pero está emergiendo otro con características propias y sustentable. Es una obligación para la supervivencia hacerlo posible.

Los sistemas de transporte de todo el mundo están experimentando cambios de paradigma. Los significados y valores de nuestra "vida móvil" están cambiando. El siglo XX fue del auto-móviles, el XXI será del cuerpo-móvil. Inteligente, aumentada, conectado, nuestro cuerpo es el "nuevo modo" de una moderna movilidad urbana.

Esta evolución se traduce en una serie de transformaciones en el nivel de los usos, en el modo en que las personas viven. Los cambios en la movilidad afecta al modo en que descansamos, el uso del tiempo, la forma en que trabajamos, la manera en que promovemos el encuentro, las relaciones fecundas, las experiencias en las relaciones. En síntesis, todo se reduce al desplazamiento.

Afirma George Amar que la gran lección de la ecología es que los seres no son nada sin sus principios de relaciones. Sin el contacto con el otro. Es la fuente de la interacción con su medio ambiente. Es la sostenibilidad de la vida.

Homo mobilis no es un libro sobre la innovación en el transporte, o sobre el impacto de las TICs en la forma en que nos desplazamos. Es una reflexión sobre el impacto social que ha generado el desarrollo de la electrónica. Es un texto sobre cómo los nuevos artefactos electrónicos cambian la forma en que vivimos en sociedad.  De cómo la religancia (la creación de valor en las relaciones) le da sentido al desplazamiento como derecho social.

George Amar no solo describe nuevos conceptos para nombrar nuevas acciones, sino que ofrece una serie de ideas para aplicar en las ciudades, que cambiaran la vida de los ciudadanos. Ilumina el camino de las innovaciones que, a partir de mañana, transformarán nuestra vida móvil para ponerla en la vía de un desarrollo sustentable.

Tecnología y habitabilidad se funden en el mejor sentido heideggeriano. Las reflexiones de Amar se complementan con las de George Simmel, Henry Lefebvre, Richard Sennet y Lewis Mumford.
 Un libro orientado a todos aquellos que desean reflexionar sobre el homo mobilis que somos.

1 comentario:

José Baila Sarrado dijo...

Estoy interesado en este libro, pero no sé si sólo se ha editado en lengua española en Argentina. En España todavía no conozco ninguna editorial que lo haya publicado y ya llevo unos días preguntando en las librerías. ¿Tienes información sobre este tema?

Gracias, te felicito por el blog.

Relaciones Públicas Internacionales

Más allá de las criticas que el autor realiza a la gestión de la Cancillería, describe con el caso las relaciones públicas internacional...