22 jul. 2011

Chequeame, lo que dicen no es cierto.

Sostengo que la dinámica de cambio de las compañías debe acelerarse. Las personas suelen adaptarse a los cambios más rápido de lo que creemos. De hecho, las cosas ocurren, las personas –en su individualidad comprenden lo sucedido- pero las organizaciones se toman su tiempo hacer lo propio. Tal vez, los acuerdos en conjunto ralenticen el cambio. Pero deberíamos reflexionar sobre este tema.

La internet es un mundo para crear y proponer alternativas de acción. Pero las organizaciones se niegan. El miedo las paraliza. Y es lógico: las organizaciones no son estructuras democráticas e internet ofrece eso. Libertad.

Pero también permite otras cosas. Permite ser usado como soporte dinámico. Como estructura informativa de alta y rápida exposición.  Lo que decimos y dicen de nosotros construye nuestra identidad, por ello es importante tener buenos canales de comunicación y argumentos veraces que afiancen la confianza. Ésta es la base de nuestra reputación.

En internet existe un sitio denominado chequealo.com, es una página destinada a cotejar los dichos de los políticos más relevantes de la Argentina. Allí los colaboradores de la página en cuestión toman frases o pasajes de declaraciones: de la Presidente, Gobernadores, Intendentes, Legisladores, etc. e investigan sí lo que dicho se condice con los hechos fácticos. Luego lo publican en forma de noticia.

Estas declaraciones cotejadas tienen calificaciones: Verdadero: que indica que el dato ha demostrado ser verdadero, al ser contrastado con las fuentes y datos mencionados más serios y confiables. / Verdadero, pero…: Donde el dato es estrictamente verdadero, pero se ha utilizado para reforzar una determinada intencionalidad. / Discutible:, cuando no es claro que el dato sea cierto o no. La conclusión depende de las variables con las que se lo analice. / Apresurado:, allí el dato podría ser verdadero, pero es resultado de una proyección y no de un dato objetivo de la realidad. / Exagerado:, el dato es real, pero se utiliza para reforzar la visión sobre un escenario que no es tal. / Engañoso:, el dato puede contener costados verdaderos, pero ha sido manipulado para reforzar una afirmación concreta. / Insostenible:,  el dato surge de investigaciones con falta de sustento o graves errores metodológicos, o resulta imposible de chequear. / y Falso:  cuando el dato ha demostrado ser falso, al ser contrastado con las fuentes y datos mencionados más serios y confiables.

Todas las calificaciones se argumentan de acuerdo a los datos relevados de fuentes serias y creíbles. El chequeo diario se completa con explicaciones sobre temas o conceptos difusos para el ciudadano común, con biografía de personajes, con mitos y fraudes referidos tanto a políticos como a datos, investigaciones, medios, qué fue de… e hilando fino, una sección dedicada a interpretar citas expresadas en titulares o publicadas en medios de comunicación.

Si lo pensamos, este sitio es un excelente ejemplo de cómo las compañías pueden utilizar la web para informar a sus empleados, clientes o ciudadanos en general su postura frente a una cuestión que sea de público conocimiento.

Tomemos como ejemplo el problema crítico que tuvieron/tienen, algunas compañías agroindustriales con el Gobierno Nacional respecto a su actuación comercial y RSE. Me refiero a Cargill, Bunge y Born, Nidera.

Con un sitio de libre acceso, de estas características, se podría argumentar de buen modo y creativamente a favor de la compañía, de manera que el público al que se dirige la página, accedan a la voz institucional, donde se los proveería con datos certeros de fuentes propias y externas para comprender el problema por el que atraviesa la compañía.

En general se usan para este tipo de asuntos los canales formales que ya tiene la empresa. House Organ, boletines, mensajes en la intranet. O la prensa, donde el espacio es poco y la tendencia editorial juega un papel preponderante para la claridad del mensaje. Por otro lado en estos canales casi nunca se esgrimen datos duros que cotejen todas las voces. La información es escueta y con un sentido de declaración formal que poco dista de la que se usa para hacer desmentidas públicas o solicitadas.

También podría usarse para informar internamente. Los empleados tendrían un sitio donde acceden a argumentos con datos fácticos para poder explicar al afuera. El empleado es el eslabón más cercano al afuera de la organización.

Si observamos la página ejemplo, vemos que un dato puede ser objeto de manipulación discursiva. Si se opera sobre el dato, dicha manipulación queda descubierta y no hay mucho más que agregar. O para refutar tal información, los detractores deberán buscar más argumentos concretos.
Las cifras siempre han sido concluyentes. Las estadísticas siempre son verosímiles por el simple hecho de tener números.

En esta compleja madeja de discursos sociales, donde los actores intervienen cada uno con su parte que le conviene. Un sitio que pueda ser fuente de información dura para clarificar el problema, será de mucho valor para llevar a los empleados –y por qué no sus familiares- a favor de la compañía, sin tener que caer la creencia de “yo trabajo ahí dentro y sé lo que pasa”.

Una compañía agroindustrial –Monsanto-, realizó algo parecido, pero estático. Poco creativo y sin  ser del todo verosímil. Frente a la denuncia sobre la manipulación de sus semillas y el perjuicio que sufre la tierra con los químicos producidos por la compañía para preservar las cosechas, puso en su website varios tips con información científica se oponían a los datos de las denuncias expuestas. El intento no tuvo la repercusión deseada, básicamente porque no contrastaba directamente lo denunciado.

En un mundo de relaciones, hay que ir al punto. No se puede dejar librado al azar las interpretaciones. El “hace 50 años que producimos y vendemos este producto y nunca un problema” ya no es argumento. La farandulización de la realidad exige nuevas estrategias.

Los comunicadores tienen allí un mundo de posibilidades para contender a favor de las compañías, disminuyendo los impactos negativos a la promesa corporativa. Nada más dañino para las empresas que dañar la promesa que le hace a sus empleados, clientes o stakeholders. Su identidad se mella.

No hay comentarios:

Relaciones Públicas Internacionales

Más allá de las criticas que el autor realiza a la gestión de la Cancillería, describe con el caso las relaciones públicas internacional...